Limpieza facial y acné

limpieza facial y acné

Conciliar limpieza facial y acné no es siempre sencillo. Aunque sabemos que sin la correcta higiene facial nuestra piel no se mantendrá saludable, no siempre es fácil saber hasta donde podemos llegar.

Hay algunos momentos durante nuestra vida que no nos queda otra opción que conciliar limpieza facial y acné. Porque grasa, contaminación ambiental y productos que utilizamos en la piel no facilitan que respire correctamente. Por eso, la limpieza facial debería formar parte de nuestra rutina diaria, especialmente cuando nuestra piel tiene tendencia al acné.

Los granitos en la piel no son exclusivos de la adolescencia, sino que nos acompañan durante toda nuestra vida, haciéndose más evidentes en los períodos en los que sufrimos algún tipo de desequilibrio hormonal, acompañados normalmente de piel excesivamente grasa.

En estos casos, la limpieza facial es fundamental para reducir el acné. Aunque el factor genético es el detonante, hay otras condiciones como los cambios hormonales, el estrés, una mala higiene facial, el uso de cosméticos muy altos en grasas, la alimentación o algunos medicamentos también pueden provocar brotes de acné.

Cómo limpiar la cara si tenemos acné

Es muy importante saber que así como la limpieza facial es fundamental en las pieles grasas y con acné, al realizar la limpieza facial debemos evitar estimular excesivamente la producción de grasa. Por eso, es muy importante utilizar leches limpiadoras que no contengan alcohol en su formulación. Porque este tipo de componentes, si bien es cierto que al principio dejan una sensación de limpieza y tirantez en la piel, harán que más adelante la dermis reaccione exageradamente produciendo más sebo.

Ten en cuenta que tanto la limpieza en la manipulación del producto, como en la retirada del mismo, debe ser muy cuidadosa para no erosionar la zona afectada con acné, y aumentar la infección.

TIP: al terminar tu limpieza facial puedes aplicar unas gotas de árbol del té diluídas en agua a modo de tónico. Verás cómo desinflama la zona, y seca los granitos. El árbol del té es un potente aceite antibacteriano.

Al terminar la limpieza de la cara podrás aplicar un tónico que ayude a recuperar el Ph neutro natural de tu piel.

¿Cuándo lavar la cara cuando tenemos acné?

Mantener una correcta higiene facial es fundamental para mantener controlados los brotes de acné. Por eso, lo más adecuado es lavar la cara dos veces al día. Por la mañana al despertar, y cuando vamos a dormir por la noche.

Pero, ¿por qué es tan importante hacerlo? Por la mañana es conveniente retirar el exceso de grasa que la piel ha producido durante la noche. Si no lo hacemos, la piel acumulará grasa y taponará los poros. Esto será lo que dará lugar a más granitos.

En cambio, la limpieza facial al ir a dormir es fundamental porque acumulamos impurezas, cosméticos, maquillaje y contaminación ambiental, junto a la grasa que produce nuestra cara. Este es un coctel explosivo en el caso de no realizar la limpieza todas las noches. Esta suciedad taponará los poros dando lugar a una mayor cantidad de granos, y produciendo más sebo en la cara.

Productos indicados para pieles con acné

Es muy importante utilizar siempre productos cosméticos de higiene especialmente formulados para pieles con acné. Lo más indicado es que si tu acné es muy acentuado, que sea el dermatólogo el que te prescriba los productos que tienes que utilizar.

En el caso de que tu acné sea más simple, puedes utilizar lociones, leches o geles indicados para pieles grasas, siempre a base de agua, sin aceite en su composición (salvo el de árbol del té). Las aguas de avena son especialmente indicadas para acabar con la inflamación, y calmar el enrojecimiento de la piel.

Ten especial cuidado de no elegir cosméticos que no sean agresivos ni que resequen mucho tu piel. Eso sólo producirá un efecto rebote que en nada beneficiará a tu dermis. Leches, lociones o geles que limpien tu piel pero que también ayuden a la cicatrización de las pústulas.

Los cosméticos más indicados para limpiar pieles acneicas son aquellos formulados con ingredientes como el árbol del té, el ácido salicílico, la sulfacetamida de sodio entre otros. Este tipo de ingredientes son óptimos para mantener la higiene de la cara gracias a que limpian los poros obstruídos, rebajan la inflamación y son antibacterianos.

Aparatos para la limpieza facial de pieles con acné

En el caso de que seas muy fan de los aparatos de limpieza facial, hay algunos que puedes utilizar. Pero ante todo, ten en cuenta que no es recomendado utilizar cepillos agresivos con la piel, porque lo único que conseguirías es agravar el problema.

limpiador facial ultrasonidos

Cremas limpiadoras para pieles con acné

Las cremas o lociones limpiadoras para las pieles con tendencia a tener acné son una opción muy adecuada para mantener la correcta limpieza de la zona.

Paso a paso en la limpieza facial y acné

  • Utiliza siempre jabón, leche limpiadora o geles específicos para pieles grasas o con tendencia a acné.
  • La temperatura del agua debe ser siempre fría o tibia. Jamás utilices agua caliente porque eso no hará más que empeorar los síntomas.
  • Aplica el producto suavemente, y con movimientos circulares. En el caso de utilizar un aparato para limpieza facial, nunca ejerzas presión sobre la zona.
  • Enjuaga y retira el producto con agua fría una vez hayas terminado de limpiar.
  • Seca tu cara con una toalla de algodón y nunca la restiegues en la cara. Siempre limpia a toquecitos para evitar que se extienda la infección.
  • En tu día a día no toques tu cara a menudo, porque tocando los granitos sólo conseguirás extender la infección.
Summary
Limpieza facial y acné
Article Name
Limpieza facial y acné
Description
Todos los consejos y cuidados para que tu piel con acné luzca más saludable.
Author